Primero contextualicemos. Estoy hablando de la formación laboral o la formación a parados o a emprendedores o a todos aquellos que ya han terminado sus estudios. Me ha llevado tiempo escribir este post, pero me voy a quedar muy a gusto. formación regular¿Cuánto dinero mueve esa formación en este país? ¿Cuánto retorno tiene? Mejor, ¿tiene algún retorno? Recuerdo que cuando le pedí a mi padre hacer un Máster, hace ya 25 años, me miró fijamente y “echó” encima una frase que ha pasado a formar parte de mi “archivo profundo”. “Hijo”, me dijo, “a capar de aprende cortando cojones”. Al principio, durante 5 segundos, no la entendí. Después de esos 5 segundos me quedó claro. No hay posibilidades de aprender algo que no sea interiorizado y la única forma de hacerlo, es haciendo. Lo cachondo es que mi padre ha sido profesor toda su vida, sabía de qué hablaba.

Soy también soy profesor y digo públicamente que no toda la formación es válida. Hago talleres formativos con emprendedores y digo claramente que no todos los talleres son válidos. Y la razón es clara.

Uno estudia en la Universidad lo que le gusta, generalmente, pero luego intenta aprender lo que necesita para encontrar trabajo. Se olvida de lo que le mola y se pone a desarrollar habilidades que no le van a servir de nada. ¿Aprender Office? venga ya! A usar excel se aprende usándolo. Si una empresa no te ficha porque no sabes usar word o excel es que esa empresa está en el pleistoceno. aprendizaje experiencialCualquier cosa, cualquiera se debe aprender mediante el desarrollo experiencial. Y debemos empezar a saber movernos en este espacio de aprendizaje, es más, no nos queda otra si queremos cambiar nuestro modelo laboral.

Tanto haces, tanto aprendes. Tanto te arriesgas, tanto mejoras. Vale, pero si nadie te ficha, si nadie te contrata, no puedes poner en marcha esto que llaman experiencia. Vale, pues destinemos todos estos fondos estúpidos a mejorar las condiciones de contratación. Yo quiero contratar a gente y me pueden hacer y desarrollar mejoras que me harán crecer, seguro y que podré destinar a contratar a más personas y a su vez, éstas personas estarán aprendiendo algo que les gusta. Si, ya lo se, vivo en un mundo ideal, de difícil puesta en marcha, utópico, pero estoy plenamente convencido de lo que estoy diciendo.

Hace poco, destiné un post a dejar sin curro a contables, ahora a formadores, vamos que como me dejen me enemisto con una buena parte de trabajadores de este país. Sinceramente creo que el ser humano tiene un potencial desconocido que es bestial y el problema del aprendizaje es que se usa en una sola dirección, donde el “aprendiz” mastica lo que el “enseñante” le propone. Vale, pensaréis, depende de quién sea el maestro, No, no depende de esto. Todo aprendizaje se debe hacer sobre una base de utilidad, es decir, tengo que conseguir algo concreto, no teórico, y debo poner en marcha mi potencial y talento oculto para resolverlo. Esto no quita para que las funcionalidad se enseñen o se aprendan mediante alguien que te diga como hacerlo, pero ¿para que está Google? ¿para que están los tutoriales? Si desconoces algo, pregúntaselo a Google y seguro que algo o alguien te lo resuelve. Aprender haciendo.Has resuelto una duda sobre algo concreto. Habilidades desarrolladas: Búsqueda específica, resolución de problemas y aplicación. Cada vez que quieras resolver un problema tardarás menos y cada vez serás más útil para la empresa y lo que es mejor, para ti mismo. La formación laboral, cada vez estoy más convencido, es una subvención para el mantenimiento de un sistema, que tiene que ver con lo político y su incapacidad para gestionar espacios de aprendizaje laboral más actuales. Termino cómo he empezado. ¿Cuánta gente encuentra trabajo con cursos del INEM o cursos de los Ayuntamientos? Por favor, pongamos en manos de las empresas la capacidad de enseñar y en manos de los políticos, la capacidad de hacer leyes laborales justas que pongan en el mismo espacio al trabajador y a la empresa. El objetivo no es conseguir puestos de trabajo indefinidos, el objetivo es conseguir trabajadores a largo plazo.

Lo dicho, si te sientes perdido, necesitas ayuda y quieres algún tipo de apoyo, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. No somos amigos de solucionar problemas, si de acompañarte en la consecución de tus retos.