Las cifras son muy bestias. en 2013, había 213 millones de personas en paro y en el 2018, más, 218. Y si además contamos los millones que se sumarían a estas personas y que no pueden vivir del trabajo que desarrollan, vamos que son poor-workers, estaríamos hablando de un mercado verdaderamente viciado, explosivo. ¿Qué pasa?

Participant walks behind a logo of the World Economic Economic Forum at the 41st Annual Meeting of the World Economic Forum, WEF, in Davos, Switzerland, Thursday, January 27, 2011. The overarching theme of the World Economic Forum, WEF, annual meeting is "Shared Norms for the New Reality". It takes place from January 26 to 30. (KEYSTONE/Laurent Gillieron)..

Uno de los problemas que, según el World Economic Forum, está pasando es que los empleadores demandan un talento o un tipo de talento que los trabajadores no tienen o al menos no lo tienen desarrollado. Este es un tema apasionante, pensemos. A medida que una persona pierde comba en el mundo laboral, su distancia para encontrar un posible trabajo es cada vez mayor. Hace unos años, el economista que no encontraba trabajo, tenía paciencia y terminaba encontrando trabajo y su conocimiento o experiencia no había perdido valor. Ahora esto no pasa. Por cada día que pasa y que alguien no encuentra trabajo, aumenta y de forma exponencial las expectativas de que NO encuentre trabajo. Un día inactivo antes era un día inactivo, ahora cada día inactivo, la pérdida de valor o “entendimiento” del sector en el que te puedes o quieres desarrollar, es demasiado alta, demasiado difícil de gestionar a la hora de la reincorporación laboral.

happy-employees

Y esto sucede porque vamos muy rápido, porque todo evoluciona demasiado en poco tiempo y porque la tecnología nos come. ¿Solución? solo una y me temo que no es la formación tradicional, lo siento. Las soluciones son claramente disruptivas, las soluciones pasan por pensar que es lo que permite a la persona que está parada acercarse más a la posibilidad de trabajar. ¿Es la formación tradicional de aula y profesor mal pagado la solución? insisto, me temo que no.

Si planteamos aquí la posibilidad de trabajar gratis, la gente diría que estamos locos y somos unos explotadores, pero es que la única forma de no desvincularse del mundo laboral es estar trabajando, es la única forma de no desvincular el talento del contexto laboral. Sabemos que es complejo, que tiene poco sentido, pero hay que buscarlo. Busquemos, por ejemplo pago por objetivos en determinados casos y veamos en qué empresas se puede hacer y en cuáles no. ¿trabajadores de primera y de segunda? pues si, ya los hay, los funcionarios y el resto. Además, me temo, que cada vez más, al menos en las pequeñas empresas el modelo laboral actual, no es válido, no reporta valor, ni consistencia a la empresa en construcción.

Las soluciones al mercado laboral pasan por reformas estructurales que tienen dos espacios:

  1. El interés de la persona que busca trabajo, que hay que ponerlo en el centro
  2. Y no menos importante, fortalecer a las micro y pymes, es decir, las micro-empresas y las pequeñas y mediadas.

Hasta ahora se piensa en el problema del desempleo partiendo exclusivamente del interés y condición de la persona desempleada y no solo se enfoca mal ese punto, además no se considera el otro plano, el fortalecimiento de las pequeñas y medianas empresas, vital si se quiere fortalecer el contexto laboral a futuro. Hay que atacar los dos problemas (el empleo y empleador) a la vez. No solo uno de ellos.

empleo

¿Qué sucede? que las necesidades empresariales cambian y que tanto los empresarios como los trabajadores estamos tomando decisiones a ojos cerrados y ¿quiere decir esto que todo el riesgo de este fenómeno se debe trasladar a las empresas? no creo. ¿quiere decir esto que entonces el riesgo debe trasladarse a las personas desempleadas? tampoco. Busquemos puntos de contacto que unifiquen y distribuyan los riesgos a tres partes: Personas – Administraciones (qué también salen ganando si todo va bien) y empresas. Y esto supone una disrupción absoluta, una ruptura con todo lo aprendido, cerrar el INEM y construir una nueva forma de acercar los trabajadores a las empresas con un formato más natural, más fino, pues todo trabajador debe poder trabajar donde quiera trabajar, es más, donde su talento le permita desarrollarse mejor, pero a costa de producir y generar, a costa de entender que hoy en día una persona desempleada es igual a una empresa en formación, tiene que asumir riesgos. ¿Y la administración? pues si destina todo el dinero de las políticas de empleo a facilitar esta colaboración y aprendizaje, seguro que todo irá mucho mejor.

En fin, sabemos que muy controvertido, pero pongamos las necesidades y el talento de la persona desempleada en el centro y construyamos desde ese punto.

Lo dicho, si te sientes perdido, necesitas ayuda y quieres algún tipo de apoyo, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. No somos amigos de solucionar problemas, si de acompañarte en la consecución de tus retos.