Pues sentimos defraudaros, pero cada plan de negocios tiene una estructura. Para entender cuál es la estructura de un plan de negocios debemos definir:

  1. El sector. Es determinante entender el contexto en el se moverá la estructura del plan de negocios y aquí tiene que ver a qué tipo de sector o sectores nos estamos moviendo. La estructura del plan de negocios cambiará, se moverá dependiendo de esto. Más análisis de competencia en sectores muy maduros y más análisis del consumidor en sectores menos maduros y con más trayectoria.
  2. La persona que lo realiza. La personalidad del individuo, sus valores, definen la estructura del plan de negocios, pues dedican a una u otra pata del plan de negocios más o menos importancia. La estructura del plan de negocios se define cuando se da más o menos importancia a determinados aspectos, como la definición de la persona a la que nos dirigiremos  o a la consecución de objetivos y a costa de qué. Por otro lado, también define la persona la estructura del plan de negocios cuando ésta tiene más o menos medios, más o menos problemas a la hora de desarrollar la idea o, incluso, a la hora de tener más o menos paciencia para su implementación.
  3. El objetivo que se pretende. Es el foco y está intimamente ligado con la estructura del plan de negocios. El o los objetivos marcan como debe ser la estructura del plan de negocios porque es el fin que se debe conseguir.

plan de negocios

Al lío, que nos perdemos. Si bien existen aspectos que deben tener si o si todas las estructuras de los planes de negocio, son éstas las que tienen que amoldarse a los tres apartados anteriormente descritos.

  • La idea
  • La competencia
  • El usuario o consumidor
  • La oferta
  • Los números
  • Las habilidades del emprendedor

Todas ellas deben estar en cualquier estructura de un plan de negocios, pero siempre de manera concreta y  en función de cada momento

Una estructura de un plan de negocios en sectores muy consolidados y estudiados (por ejemplo, restauración), debe trabajar muy detenidamente sobre la idea y la competencia. Podemos poner un bar en la calle Atocha de Madrid (España), donde cada paso que das, te encuentras con uno. Y podemos dejar que el mercado sea quien mande en mi negocio, es decir, ofrezco lo que ofrecen todos los bares de alrededor y seguro que tengo “audiencia”. A esto se le llama, dejarse llevar y a cruzar los dedos. No estás en la aventura de crear algo, estás en la aventura, simplemente. Nuestro consejo es que en este caso, la estructura del plan de negocios debe apoyarse muy detenidamente en la idea y en el análisis de la competencia. No para ofrecer lo que otros no ofrecen, si para ofrecerlo de una manera que podamos entender que pueda generar una solución al usuario, comprador o consumidor.

ilustracion-del-plan-de-negocios_23-2147508151

Frente a esto, si el sector está menos desarrollado, deberemos dar cabida en la estructura del plan de negocios más a si la persona a la que dirigimos el negocio está preparada o no para recibir esta idea en un sector que esta menos trillado. Esto y un funnel de ventas que permita saber cuánto va costar convertir a un comprador. Que un sector esté poco desarrollado o esté menos maduro, no es sinónimo de éxito, es sinónimo de potencialidad. Tenemos más campo, pero también menos experiencia para analizar a la competencia.

Hoy en día poner al usuario en el centro, lo dice todo el mundo y nuestra estructura del plan de negocios lo deberá hacer, lo que sucede es que nunca se lleva a la práctica. No pasa nada si la estructura del plan de negocios plantea un volumen y un perfil de usuario nada complejo de captar, pero si hablamos de early adopters o usuarios complejos de captar, entonces, sintiéndolo mucho la estructura del plan de negocios, deberá basar una gran parte de trabajo en este apartado, tanto para conocerlo, como para analizar de qué manera se le presenta la oferta y también para entender cómo se le captará.

plan_negocios

Y finalmente, los objetivos, que deberían estar en la primera página de la estructura del plan de negocios, determinan el mismo. No solo para entender cuando espero conseguir algo medianamente útil o ventajoso con el plan de negocios, si para entender cómo quiero hacerlo. Si la intención es montar una vivienda de uso turístico para empezar a ganar dinero de manera inmediata, seguramente el precio es lo más importante y el análisis del consumidor de igual. Si por el contrario se quiere montar algo diferente y no hay tanta prisa, cambia el formato de trabajo y de acercamiento al usuario y a la formalización del mismo.

En definitiva, para entender cuál es la estructura de un plan de negocios debe tener en cuenta estos tres espacios, sector, usuario y objetivos, sin olvidar que cada uno de los pasos que aquí proponemos (idea, competencia, usuario, oferta, números y habilidades) hay que formalizarlo de una u otra manera.

Lo dicho, si te sientes perdido, necesitas ayuda y quieres algún tipo de apoyo, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. No somos amigos de solucionar problemas, si de acompañarte en la consecución de tus retos.