Un desafío, correr 1.000 km en 20 días (cuesta hacer el cálculo porque no resulta creíble, si, son 50km diarios), un fin, altavoz para las mujeres en el mundo deportivo. Acabo de asistir a una conferencia donde esta chica, Sonia Macías Román, ha contado este desafío que de la mano de Álvaro Cuadrado, un emprendedor, de los denominados, de raza, que apostó por ¿esta chica? no creo, apostó por un proceso, por un enriquecimiento co-personal.Álvaro Cuadrado

La charla ha molado, es de esas de superación que siempre molan escuchar, aunque reconozco que no me siento muy identificado con ellas, reconozco que rebosaba espontaneidad y frescura. Mucha emoción y muchas ganas de saber como coño se pueden hacer  1.000 km en 20 días por el desierto, pero no es lo importante, no es lo fundamental.

Tomemos este ejemplo, este caso para escribir sobre el proceso y el resultado.

Contexto: Una chica se enfrenta a sendos fracasos empresariales y termina como monitor de un gimnasio ganando 800 euros al mes. Pero tiene un sueño, correr y correr y no puede porque las inscripciones a las participaciones importantes, cuestan un pastón. Y empieza a buscar apoyos. Primera parada del proceso:

1. Resiliencia y Deseo. Esto es lo que mueve esta primera etapa. ¿Suficiente? si, si lo que quieres es soñar. La ignorancia es muy osada y con deseo y grandes dosis de resistencia al fracaso, se mueve, se puede mover una primera etapa del proceso.

Desafío Sonia Macias

Seguimos, encuentra, porque busca, un apoyo, una alianza, un bastón para delegar todo aquello que ella no sabe hacer o no consigue alcanzar. En el caso de Sonia, encuentra a Álvaro y éste se enamora de su pasión. Segundo hito y primer punto de inflexión en el proceso. Segunda parada del proceso:

2. Deseo, Comunicación y Aprendizaje. La segunda etapa, si fallas aquí, puede que se rompa todo, o mejor, vuelta al primer paso. Tenemos el mismo deseo, pero ya no basta, ahora lo comunicamos a otros y lo hacemos con tanta pasión que enamoramos. Álvaro flipó con Sonia y dijo, a por ello. Y aprendizaje, pacto. Decía Carlos Barrabés que talento+talento no es 2 veces talento, es talento al cuadrado (que para el que no sabe de números, es mucho más). Una quiere correr y el otro le propone un pacto de compromiso. ¿para qué quieres correr?, pregunta Álvaro y ella “Por las mujeres currantes, para que sirva de altavoz para la mujer en el deporte”. Aprendizaje, porque consiguen un fin, ahora son emprendedores, ahora no tienen una idea loca, ahora empiezan a soñar con algo real, empiezan a dar sentido a su acción.

 

Y más, siguiente. Tenemos un fin, un sueño, unas habilidades, bien, busquemos pelas, busquemos que nos ayuden los que no saben, pero si tienen la pelogo square venturesnúltima palabra, la del dinero. Pero esa puerta no responde. Reuniones y más reuniones y poco que rascar. Proceso habitual en España y para emprendimientos sociales o demasiado innovadores. Tercera parada del proceso:

3. Pasión, Aprendizaje y Decisión. Sustituimos el deseo por la pasión y mantenemos el aprendizaje, ¿en qué? en que el emprendedor, sobre todo, si es social, está solo anteel peligro, tiene el NO en la boca de su interlocutor y esto es una escuela. Y decisión, ¿seguimos o no seguimos? No tenemos más que el ¡¡25%!! del dinero necesario. Y aquí aparece Álvaro, la definición del emprendedor “de raza”, como le he definido antes, “A por ello, lo financiamos desde Square Venture” (su empresa).

Llevamos 3 pasos y todavía no hemos empezado el negocio, todavía Sonia sigue trabajando en el gimnasio por 800 euros, es más, “es su periodo de descanso después del entrenamiento”, dice. Llevamos tres pasos en el proceso del emprendimiento y todavía el negocio no ha visto la luz, no ha sido capaz de nacer. Pues no, mentira, ya ha nacido, en el momento que estas tres paradas se han producido: Desear algo, Aliarte adecuadamente, Decidir que lo haces. Este es el momento en el que pasas, de romperte las pelotas convenciendo, para empezar a rompértelas en lo que te mola, con un fin. Y es “ese momento”.

Os dejo el teaser para que disfrutéis.

Ahora comienza otro proceso, pero ya he llegado a las 700 palabras de este post y mi CM me dice que es suficiente.

Lo dicho, si te sientes perdido, necesitas ayuda y quieres algún tipo de apoyo, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. No somos amigos de solucionar problemas, si de acompañarte en la consecución de tus retos.