Suele ser tedioso, aburrido, con poco appeal, eso de andar indagando algo a propósito de la competencia. Lo sabemos, aunque lo verdaderamente absurdo es pensar que hemos encontrado el santo Grial de los negocios.

Desde que hemos empezado con nuestra plataforma de desarrollo de ideas de negocios, donde en la Fase 1 se habla del negocio que se quiere emprender, nos encontramos que lo más habitual es responder a un ítem que nos preocupa mucho, cuando les preguntamos por la competencia que la idea tiene:

  • Hay muchos negocios pero ninguno se parece al mío

diferenciarse-de-la-competencia

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Nos enamoramos tanto de nuestra idea que al buscar, hurgar en la competencia no somos conscientes de que esta frase suele ser falsa, o cuando menos se dice con demasiada ligereza. Te proponemos una serie de claves o ideas para que realmente puedas decir eso de que “todXs son como tu pero no te pareces a ningunX”

Claves para analizar a la competencia:

analizando-a-la-competencia-en-internet1

  1. Navega por internet o paséate por la calle, lo que quieras, pero consigue al menos 20 nombres de empresas que puedas considerar competencia. El primer problema con el que la gente se suele encontrar es que su propia experiencia es la base del análisis de la competencia y no es suficiente, puesto que tendemos a movernos por espacios muy reducidos.
  2. Escribe de cada una porque crees que si es competencia y porque no lo crees, a grandes rasgos. Es decir, escribe de cada una que le haría ser tu negocio y qué le haría no serlo. Y sobre todo, ¿los clientes que tiene podrían ser tuyos? o mejor ¿el producto que compran es sustitutivo del tuyo?
  3. A cada una le tienes que añadir la reflexión de cuánto tiempo llevan en el mercado y porque razón crees que lleva tanto en caso de ser así. La suerte en los negocios no suele existir (no voy a decir que algunos no la tienen), puesto que un negocio que lleva mucho tiempo es defección de que hace las cosas como una buena base de personas, usuarias, compradores, etc, quieren o demandan y eso tiene mucho mucho mucho mérito.
  4. Si es un negocio físico, analiza a las personas que van a él y haz unas pequeñas métricas de cuánta gente sale, con bolsas o ha consumido, qué ha hecho, en definitiva (y si eres valiente, preguntarle qué le ha parecido la experiencia de comprar allí). La vergüenza se te tiene que quitar si quieres lanzar un negocio. O al menos convence a alguien que lo haga por ti. Pero hazlo: pregunta a los clientes, espía.
  5. Ponle a prueba, tanto si es virtual como si es real. Compra algo ( o haz que lo compras). Solo con la propia experiencia podrás entender si es realmente lo que quieres que tu cliente reciba como experiencia. Si la diferencia va a ser que tendrás un chef en tu restaurante increíble, olvídate, eso no es una diferencia, si no eres capaz de trasladarlo al cliente. Se capaz de investigar y de analizar las semejanzas y parecidos.

robar-enlaces-a-la-competencia

Bien todo esto te podrá hacer pensar donde estás y donde lo está tu competencia. Si no eres capaz de hacerlo, te auguramos que tendrás problemas porque tus clientes terminarán por no saber qué ofreces realmente, ni que te hace realmente diferente, puesto que si no lo sabes tu, serás incapaz de trasladarlo al cliente.

Lo dicho, si te sientes perdido, necesitas ayuda y quieres algún tipo de apoyo, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. No somos amigos de solucionar problemas, si de acompañarte en la consecución de tus retos.